16 de octubre de 2011

El ángel caído






En el sugerente libro "El muñeco humano" de Andreas Faber-Kaiser se puede leer:

..... Un ser desconocido - al que llaman Dios - emprende la creación de un ser inteligente que habite el planeta Tierra. Una vez creado, les ordena a sus emisarios (ayudantes, ángeles) que estén al servicio de estos nuevos hombres creados, y les ayuden en su desarrollo. Uno de los emisarios dice que él fue creado antes, y que en todo caso el nuevo hombre debe obedecerle a él, y no él estar al servicio del recién creado. Un compañero le recrimina diciéndole, que al hablar así, está contraviniendo la orden de Dios. El ángel rebelde se reafirma entonces en su negativa a servir al hombre y declara al mismo tiempo su abierta rebelión contra Dios, por lo cual es echado del cielo (¿de una nave?) y cae (por lo cual se llama ángel caído), dedicándose desde entonces a intentar evitar que prospere el plan "ser humano". Cuenta con la baza de conocer el plan, ya que había colaborado en el mismo hasta el momento de su rebelión. En cambio, los que hicieron caso de la orden dada de estar al servicio y velar por el ser humano son los llamados "ángeles de la guarda", en cuyo supuesto cada ser humano tendría a uno de estos seres que le protege. Hay ejemplos a lo largo de la historia en que presencias o seres desconocidos han actuado en ocasiones en favor de determinadas personas....

Esta creación del hombre por parte de Dios puede obedecer a un determinado plan cósmico, eligiendo Dios un planeta favorable, como la Tierra, para tal fin y utilizando una siembra de vida, desde microorganismos que han evolucionado hasta la aparición humana, de forma natural pero dirigida desde fuera. Por ejemplo, en el momento de la aparición del hombre, los dioses quizás utilizaron métodos avanzados de ingeniería genética, para, a partir de unos antropoides, "crear" a la especie humama, a "imagen y semejanza" de estos dioses (Dios). A partir de ahí, intervienen los ángeles y los demonios.....

     

1 comentario:

nashorn dijo...

La mitología de la religión judeocristiana no es tan diferente de Starwars, al fin y al cabo.