11 de abril de 2011

El dominio de los reptiles (I)



Fue en la era mesozoica donde los reptiles alcanzaron su máximo esplendor, extendiéndose por el medio terrestre, acuático e incluso aéreo, con formas muy diversas y teniendo todos los tamaños.
            Los primeros reptiles surgieron a finales del Carboníferos (300 m.a.) a partir de un grupo de anfibios paleozoicos; este tronco de primitivos reptiles, los Cotilosaurios, semejantes a aligatores, dio origen, en una espectacular radiación evolutiva a los demás reptiles durante el Pérmico y sobre todo a lo largo de toda la era mesozoica. A finales del Cretácico, y como consecuencia del impacto del asteroide antes mencionado, la mayor parte de las formas reptilianas, en especial las de mayor tamaño, se extinguieron, y en la era cenozoica solo existen formas, generalmente de mediano y pequeño tamaño, tales como los cocodrilos, las tortugas, los lagartos y las serpientes.
            Los reptiles son animales que ya están mejor adaptados al medio terrestre  que los anfibios. Sus pulmones ya son más grandes y autosuficientes, por lo que no es necesaria la respiración cutánea y por lo tanto, la piel está debidamente impermeabilizada y cubierta por escamas, escudos o placas a modo de coraza defensiva, en este último caso. Y lo que es más importante, con los reptiles se inventó el llamado huevo amniótico (las aves y mamíferos posteriores también lo presentan): los cigotos fecundados o huevos (las mayor parte de los reptiles son ovíparos) están ya adaptados a estar en un medio terrestre pues el embrión que se desarrolla dentro, está protegido por una envoltura, el amnios, que en su interior tiene un líquido salino, el líquido amniótico, que rodea al embrión y de esta manera, éste no se deseca; además el huevo está protegido por una cáscara dura, protectora pero transpirable.
            El nombre de reptil alude a que estos animales reptan por el suelo al caminar, es decir arrastran el vientre, ya que las extremidades, que salen lateralmente del cuerpo, no pueden levantar éste del sustrato; solamente los actuales cocodrilos pueden hacerlo en determinadas circunstancias; en el pasado, en cambio, hubo reptiles que si podían levantar el cuerpo, ya que sus extremidades podían situarse verticalmente debajo del cuerpo; esta innovación en la locomoción (ambulación, en lugar de reptación) surgió en los reptiles mamiferoides del Pérmico, en muchos grupos de dinosaurios y actualmente la conservan las aves y los mamíferos.
            Los reptiles actuales son poiquilotermos o de sangre fría, a diferencia de las aves y mamíferos que son homeotermos o de sangre caliente. Los primeros no son capaces de mantener una temperatura constante en su interior y los segundos si; por lo tanto, aves y mamíferos son más independientes de las oscilaciones térmicas del ambiente; pero la homeotermia requiere un mayor gasto metabólico del organismo y por lo tanto un mayor y más constante aporte alimenticio; tienen un metabolismo más acelerado y por lo general, son más activos. En el pasado, algunos reptiles, si alcanzaron la homeotermia, como determinados grupos de dinosaurios, si no todos, los pterosaurios y  los  reptiles mamiferoides.

 

No hay comentarios: